About

About

Bienvenido a mi pequeño rincón

Quién soy yo? Mi nombre es Iker Zago. Soy amigo, compañero de piso, padrino y ciclista. El resto del tiempo dedico cuerpo y alma a mi pequeño paraíso del café situado en el corazón del Eixample barcelonés.

Toda esta aventura se inició en Brisbane, Australia. Allí tuve mi primer contacto con el café de especialidad cuando empecé a trabajar en un local de la zona. Mi inquietud por todo lo que rodeaba la cultura del café me hizo volver a mi Italia natal para comenzar mi formación como barista. Pronto me di cuenta de que, lejos de interesarme por las competiciones, mi punto de mira se enfocaba el estudio de la materia prima. Quería conocer qué era exactamente el café, desde la semilla hasta la taza. Con este objetivo en mente, empecé por aquello que tenía más cerca y comencé a trabajar mano a mano con un tostador en Italia.

Al cabo de un tiempo y tras pasar una temporada en Formentera – ahorrando con un objetivo en mente – me fui a la aventura. Me fui a Costa Rica con lo puesto con la única motivación de trabajar en el Centro de Investigaciones en Café (CICAFE).

Allí, a lo largo de intensos meses de trabajo, adquirí un conocimiento y una experiencia de un valor incalculable. Durante el día trabajaba en las plantaciones y durante la noche estudiaba para obtener la certificación de Q grader.

            

Posteriormente volvería a la isla, pero no sin antes pasar por Nueva York, Londres y Manchester. En estas ciudades pude continuar mi camino hacia la madurez como barista y emprendedor.

Tras haber recorrido todo este camino, ya de vuelta en Italia, mi concepción acerca del café había cambiado completamente. Me había dado cuenta de que, detrás de cada taza servida, se encuentra el trabajo de miles de caficultores, recolectores, tostadores y demás profesionales, que ponen todo su empeño para que el consumidor final pueda tener una experiencia lo más placentera posible.

Como consecuencia de esta nueva visión, empecé a sentir la necesidad de hacer algo para honrar la pasión, la entrega y la dedicación de todo aquel que pone su granito de arena para que podamos saborear un buen café. Al cabo de un tiempo, dicha necesidad acabó materializándose en lo que hoy conocemos como el Roast Club Café.

Y tú, ¿ya nos conoces?